En especial, las madres primerizas, suelen tener muchas dudas sobre si dar o no a su bebé el pecho. Te contamos algunas cosas que debes saber para tomar la mejor decisión.

Tener un bebé es una de las experiencias más enriquecedoras por las que pasa una mujer. En ese momento de coger a tu bebé en brazos por primera vez empiezas a ver las cosas de otra manera. Ahora debes cuidar de una personita que te va a necesitar prácticamente 24 horas al día hasta que pueda empezar a hacer cosas por sí solo.

 

 

Las mamás primerizas suelen tener muchas dudas al principio. Cómo será el embarazo, los cambios a los que el cuerpo se ve sometido, qué molestias pueden sentir, si su bebé estará bien, comidas a evitar, si darán el pecho o no. Y eso solo referente al embarazo, después vienen otras muchas dudas.

Una de las mayores preocupaciones que algunas mujeres tienen cuando dan a luz es si dar o no el pecho a su bebé, cómo influirá esto en su crecimiento y cómo saber si se toma la decisión correcta. Es importante decidir cómo se va a alimentar al recién nacido y los pros y contras que puede tener la lactancia materna.

 

Las ventajas de dar el pecho

Todos los expertos están de acuerdo en afirmar que, lo mejor para un bebé, es tomar la leche materna, en especial, durante los primeros meses de vida.

La leche de la madre tiene nutrientes que el bebé necesita para ir desarrollándose y también es protección contra enfermedades como catarros y bronquitis gracias a los anticuerpos que hay en ella. Siempre se ha explicado que, mientras la mamá da el pecho a su bebé, se empieza a forjar una unión mucho más fuerte entre ellos. Si ya existe, de por sí, un vínculo especial que se va haciendo más fuerte durante el embarazo, cuando se da el pecho esa unión se vuelve mucho más especial. El bebé siente a su madre y ella a su hijo. Es algo que nadie más puede experimentar.

Otra ventaja de dar el pecho es la cantidad de dinero que se puede ahorrar. Si pasamos por un supermercado y empezamos a comparar las diferentes marcas de leche para bebé nos daremos cuenta de lo caros que suelen ser estos alimentos. El pecho de la madre, de forma natural, da el menor alimento que puede tomar un recién nacido y sin gastar nada de dinero.

Según los expertos dar el pecho es una manera de evitar padecer cáncer de mama y ayuda a las que acaban de dar a luz a ir perdiendo esas grasas que se hayan ido acumulando durante el embarazo.

 

Desventajas de la lactancia materna

La mayor desventaja que se puede encontrar es que no hay horario para dar el pecho. Siempre que el bebé lo necesite hay que estar ahí para que coma. Si se da un biberón cualquier persona que esté en casa puede darle de comer. Si se da el pecho, la madre, debe estar a disposición de su bebé para cuando tenga hambre. Esta puede ser la mayor incomodidad pero, seguro, que a las madres no les parecerá tanto.

 

Qué pasa cuándo hay que volver al trabajo

Durante los primeros meses de vida del bebé es normal que, si la madre trabaja, tenga una baja para poder estar con su hijo. Pero ese tiempo se pasa y ¿después qué?

Si se le está dando el pecho al niño puede ser un problema porque no se estará en casa cuando tenga hambre. Pero si se quiere seguir alimentando al bebé con leche materna hay una solución comprar extractores de leche en mimaos. Con ellos se puede sacar la leche del pecho para que el bebé tenga reservas mientras la madre no está en casa. Una solución sencilla de usar para que tu hijo pueda seguir alimentándose de la leche más natural y con mejores propiedades.